Antropología, naturaleza humana y prejuicios interesados

Antropología, naturaleza humana y prejuicios interesados

Es sabido que una de las trincheras de la ideología burguesa consiste en la postulación de una “naturaleza humana” que por alguna razón se define como intrínsecamente egoísta, destructiva, o alguna otra cosa por el estilo, siempre que sirva para sostener la idea de que los males de la sociedad en que vivimos son inevitables, y que es ilusorio aspirar a un mundo distinto, con relaciones sociales más igualitarias. La más reciente de las formas que toma esta ideología es la sociobiología, aunque no vamos a discutirla en este post.

Dentro de la economía ortodoxa se da por supuesto que el hombre tiene que ser un ente con una racionalidad calculadora, y que toma decisiones basadas en el provecho personal que, de alguna forma misteriosa, terminan por sí mismas proveyendo de bienestar al conjunto. Según esta ideología sería imposible una sociedad en la que sus miembros no sufriesen algún tipo de constricción de su consumo o algún tipo de aguijón amenazante que los obligara a trabajar… ya que por un lado, se supone que los “agentes” económicos tienen un afán de consumo insaciable y por lo tanto tenderían a consumir cantidades superiores a las que pueden producirse, generando cuellos de botella permanentes; y por otro lado se supone que estos “agentes” decidirían no trabajar sin la amenaza del látigo o de la perspectiva de la inanición.

Como suele suceder con estos prejuicios respecto a la naturaleza humana, la mejor forma de contrastarlos es estudiando el registro antropológico. A esto se han dedicado antropólogos tan prestigiosos como Marvin Harris, cuya “Introducción a la Antropología General” y su “Caníbales y Reyes” contienen contrastaciones terminantes de muchísimas ideas vulgares sobre lo que el hombre puede y lo que no puede ser. En estos libros se muestran muchos casos de sociedades “imposibles”, y en este post voy a recomendar la lectura del caso de los !kung, que representan  a una sociedad sin clases y que practican el “intercambio recíproco” en el cual “el ciclo de servicios y productos del trabajo no es dependiente de un contraflujo definido” a tal punto que dar las gracias es considerado como un insulto, ya que se considera normal que alguien entregue los frutos de su trabajo desinteresadamente. En este post se comenta más largamente el caso: http://apuntesdeantropologia.blogspot.com.ar/2009/10/cuando-dar-las-gracias-es-de-mala.html

Ver el capítulo 13 de “Introducción a la Antropología General”: Cap13-Economia, intercambio y control (Harris)

Anuncios

Acerca de Ezequiel

Marxista.
Esta entrada fue publicada en Antropología, Economía, Organización histórica del trabajo y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Antropología, naturaleza humana y prejuicios interesados

  1. Esteban dijo:

    Me gustaría que un marxista tocara el tema de la sociobiología, a ver si te apuntas a eso.

    A pesar de no descartarla, obviamente se utiliza la misma como justificación del estatu quo.
    Cuando escuché el término “ciencia burguesa” por primera vez, pensaba que era una paja de los marxistas para eludir lo que no les gustaba, pero ahora entiendo que se refiere al uso o interpretaciones que se le dan a la ciencia por parte de la burguesía.

    • Ezequiel dijo:

      La sociobiología tiene defectos muy graves, como el individualismo metodológico y la ignorancia de la evidencia antropológica, pero sería mejor que escribiera sobre eso algún especialista en biología. Hace un tiempo busqué infructuosamente algún escrito de Kornblihtt, un importante biólogo argentino, pero no sé si ha tocado el tema.
      Hay un libro de Gould, “La falsa medida del hombre”, que discute las varias formas en que se ha intentado manipular a la ciencia biológica para justificar proyectos ideológicos.

  2. kryius dijo:

    Hola, La sociobiologia no solo se usa como herramienta burguesa. Tanbien se puede usar para defender la construccion de una mejor sociedad. El mutualismo y la simbiosis, sin ir mas lejos son fenomenos muy abundantes. Y que decir de que nuestro cuerpo esta conformado por la organizacion de millones de celulas que se sacrifican muchas por el bienestar del conjunto.

    Me gustaria contactar contigo, supongo que puedes ver el correo que es requerido al escribir el mensaje.

    • Ezequiel dijo:

      Hasta donde conozco, y esto incluye al libro de Pinker que me han acercado recientemente, la sociobiología peca de individualismo metodológico, postula que los genes “crean” al individuo y que el individuo, a su vez, sumado a sus congéneres, “crea” la sociedad como un espejo de sí mismo. Creo que no debemos caer en la misma falencia metodológica y por lo tanto debemos rechazar la sociobiología tal como es hoy. Del mismo modo la doctrina sociobiológica olvida u oculta que en el desarrollo de los organismos no existe una determinación genética, sino que el ambiente y el azar son parte inextricable del proceso mediante el cual un organismo llega a su madurez (biológica), sin que pueda predecirse el desenlace final a partir del código genético (tengo pendiente ampliar este tema).
      Críticas a la perspectiva “gen egoísta” como las que usted presenta conviene, por lo tanto, hacerlas desde afuera de la disciplina sociobiológica, en mi opinión, y sin caer en su método. De este modo es como ha practicado sus críticas Lewontin, desde la biología. De este autor recomiendo los videos que están en Youtube, “Biología e Ideología”, etc.

      Para contactarme, le dejo mi email: rehsur@hotmail.com

  3. Las ciencias naturales, cuando son ciencias, no son ni burguesas ni proletarias, son simplemente verdaderas en su campo concreto y teniendo en cuenta que toda verdad es susceptible de ser superada dialécticamente por otra. La sociobiologia sencillamente no es ciencia, ni burguesa ni hamburguesa, es filosofia burguesa e idealista de la sociedad y la biología. Criticar la sociobiologia no significa renegar de la Biologia, pero lo biológico -principio del materialismo histórico- sólo se presenta en el hombre a través de lo social. En contra del sociologismo vulgar que piensa que todo es social es cierto, por ejemplo, que existe niños con problemas cuyas raices son de origen genético. Pero el problema sólo es tal problema en el plano social que es donde se manifiesta. Un niño con retraso puede nacer en una familia real y convertirse en Carlos II o puede nacer en una familia pobre y sin educación rodeado con gente con prejuicios que lo margine aún más. Lo socialista no es negar que existan problemas, sino el modo efectivo de solucionarlos y el plantear que todo problema lo es porque es un problema que surge sólo en la actividad práctica del hombre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s